Saltar al contenido

Santos que se celebran el 26 de octubre

Que santo se celebra hoy 26 de octubre

El 26 de octubre se celebra a San Dimas, también conocido como San Dímas el Justo. Es uno de los más conocidos santos cristianos y su culto se remonta a los primeros siglos de la cristiandad. San Dimas fue uno de los discípulos más cercanos de Jesucristo. Se dice que fue el que se arrepintió de su negativa a confesar a Jesús como su salvador, antes de morir en la cruz, aunque algunos autores ven esta versión con escepticismo. En la Iglesia Católica se celebra su cumpleaños el 26 de octubre.

Santos de hoy 26 de octubre

:

– San Pablo de la Cruz

– San Dimas

– San Evaristo

– San Ildefonso de Toledo

– Santa María, Madre de los Mártires

– San Simón Clemens

– San Coclé

– San Fernando

– San Narciso de Aleppo

– San Juan Bosco

– San Durmida

– San Hilario de Poitiers

Historia del santo principal del dia

El Santo principal que se celebra el día 26 de octubre es San Dimas. San Dimas es uno de los tres confidentes de Jesucristo en el Nuevo Testamento y, junto a Santo Esteban, es conocido como uno de los primeros mártires cristianos. Según la tradición cristiana, nació en Palestina durante el siglo I y era uno de los dos bandidos que acompañaron a Jesús en la cruz, el otro siendo Gestas. Después de la crucifixión, San Dimas reconoció su fe cristiana y le dió voz al amor de Cristo por el mundo.

Tras su condena, San Dimas fue crucificado con una cruz de madera y fue azotado hasta la muerte. Durante el proceso de crucificación, San Dimas recibió bendiciones del Redentor y según se cree, las últimas palabras de Cristo fueron dirigidas a él y al otro bandido: «Hoy estarás conmigo en el paraíso». Esta famosa frase se considera una de las promesas más profundas y sentidas de Cristo.

No hay mucha información sobre San Dimas durante el periodo entre la crucifixión de Cristo y la Edad Media, cuando se consideró que la vida de San Dimas era de suma importancia para los cristianos. El culto a San Dimas se extiende desde principios del siglo VII, con monjes llevando su nombre en los monasterios y monasterios dedicados a él.

Hoy, San Dimas se conmemora en muchas partes del mundo como un mártir devoto que fue testigo de la misericordia de Cristo. Su ejemplo de compromiso con la fe y de entrega intachable a Dios todavía es recordado. En esta fecha, muchas iglesias ofrecen cultos en honor al santo y sus devotos lo honran y recuerdan su sacrificio y obediencia a Dios.

Preguntas frecuentes sobre la onomástica del 26 de octubre

¿Cuál es el significado de los nombres relacionados a este día?

Los nombres Delia, Adelina, Adelio, Adelia, Adelina, Delio, Leocadia, Mercedes, Octavia y Orestes, relacionados con el 26 de octubre, tienen sus raíces en la cultura greco-romana. Estos nombres se originan en los términos griegos ‘adelos’ (sin igual) o ‘theοs’ (dios), que se refieren a al lujo o al ritual divino del dios griego; y el latin ‘octavius’ (octavo) para aludir a la octava semana del calendario que coincide con la onomástica.

¿Cuándo se celebra la onomástica del 26 de octubre?

La onomástica se celebra anualmente el 26 de octubre en toda España y otros países latinos e hispanos. Este día es designado como el Día de San Adelio, también conocido como el Día de los Santos Adelio y Octavio.

¿Cómo se celebra el día de la onomástica?

La onomástica se celebra honrando a los nombres relacionados con el día. Muchos amigos y familiares envían regalos o tarjetas en señal de honor a aquellos cuyo nombre se asocia a este día especial.

¿Por qué se celebran los santos?

¿Qué son los santos?

Los santos son figuras cuyas vidas inspiran a los creyentes a vivir sus vidas en una dirección progresiva. Por lo general, estas figuras destacan por su bondad, caridad, fortaleza y devoción a Dios. Algunos representan excesos, mientras que otros buscan llevar a sus seguidores en la dirección correcta.

¿Por qué se celebra a los santos?

Se celebra a los santos como una forma de honrar su vida o sus acciones. Se cree que los santos continúan liderando y enseñando a las personas después de su muerte, y sus nombres y fechas de los aniversarios de su muerte se celebran para recordar sus enseñanzas. La devoción a los santos también ayuda a los creyentes a imaginarse cómo qu erría vivir una vida plena y placentera.