Saltar al contenido

Santos que se celebran el 30 de agosto

Que santo se celebra hoy 30 de agosto

?

El 30 de agosto se celebra a San Ramón Nonato.

Santos de hoy 30 de agosto

1. San Martín de Porres

2. San Félix de Valois

3. San Rosa de Lima

4. Santa Margarita de Escocia

5. Santa Juana de Ávila

6. San Juan de Ribera

7. San Ramón Nonato

8. San Bartolomé de las Casas

9. San Ignacio de Loyola

10. Beata Giulia Salzano

Historia del santo principal del dia

San Juan de La Cruz fue un franciscano y místico español del siglo XVI. Vescovado el 30 de agosto de 1591 por el cardenal Zelada en Valencia, España. Era un conocido maestro espiritual que se centra en el misticismo cristiano y fue canonizado en 1726.

Nacido en Fontiveros, España, en 1542, se unió a los franciscanos al principio de su vida adulta, adoptando el nombre de Juan de La Cruz. El nombre de su familia era Jiménez, pero había adoptado el nombre de su padrino, Juan de Orozco. Después de ingresar en la orden, escribió una serie de poesías y tratados místicos.

En 1570, ingresó en las huestes del beato Luis de León para reestablecer el monasterio de la rancodato en Ávila, España. La intención de San Juan de La Cruz era fundar una comunidad que dedicara su tiempo a la oración. Durante esta época, escribió y publicó El Cantar del Alto Contemplación y los Sonetos Espirituales.

San Juan de La Cruz fue perseguido por los inquisidores debido a su conocimiento y promoción de la teología mística. Fue encarcelado en Valencia y luego trasladado a Toledo, donde fue interrogado intesivamente. Para evitar una ejecución, huyó de España.

Luego viajó por Génova y Marsella antes de regresar a España. Mientras estaba en Italia, escribió su obra maestra, «Noche Obscura del Alma». Esta poesía mística se centra en la unión con Dios. Se dice que este poema es una influencia para los poetas románticos.

En 1591, el cardenal Zelada lo eligió para ser obispo de Illescas. Sin embargo, el Papa Sixto V no aprobó esta decisión y lo apartó del obispado. Latras debido a la persecución, enfermó seriamente, y murió en 1591. Posteriormente fue canonizado San Juan de La Cruz en 1726.

Preguntas frecuentes sobre la onomástica del 30 de agosto

¿Quién celebra su onomástica el 30 de agosto?

Los santos de este día son Abel, Fernando, Ladislao, Melodia, Rita, Sara, Servando y Zara.

¿Qué significado tienen los nombres de estos santos?

Abel significa » respiración» o «fuerza del Señor». Fernando es un nombre hebreo y significa»triunfo pacífico». Ladislao proviene del nombre Ladislav, que significa «gloria de su patria». Melodía se refiere a la melodía o a la música. Rita proviene del nombre Margarita que significa «margarita del mar». Sara proviene del hebreo y significa «princesa». Servando proviene del latín y significa «protector». Zara deriva del hebreo y significa «aurora».

¿Existe alguna otra información sobre la onomástica del 30 de agosto?

El 30 de agosto se celebra el día de los martires Religiosos. Esta festividad honra a los mártires de la Iglesia Católica. La Iglesia honra a los mártires con una ceremonia especial para recordar su devoción a la fe cristiana.

¿por qué se celebran los santos?

¿Por qué los santos son tan importantes?

Los santos son importantes para una variedad de culturas y religiones. Para los cristianos, un santo representa una vida plena vivida en fe cristiana. Como los santos son venerados y recordados como modelos para seguir, es costumbre honrar sus vidas practicando una o varias de sus enseñanzas, como orar y hacer obras de caridad.

¿Qué son los días de fiesta de los santos?

Los días de festividad de los santos son días en los que los santos se recuerdan y se honran con oración y festejos. Muchas culturas cristianas conmemoran los días de estos santos en la iglesia, los hogares y con reuniones de celebración.

¿Qué pasa si celebras un santo que no es un santo católico?

Si celebras un santo que no es un santo católico, estás honrando a alguien que tú consideras un modelo para seguir. Esta práctica no es generalmente aceptada por la Iglesia Católica, pero la mayoría de las culturas cristianas reconocen la legitimidad de honorar a los santos de otras religiones.